• 14 abril 2021
  • Vanesa León
    Departamento Laboral

El artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores recoge la obligación de registrar el salario con el objetivo de verificar que existe igualdad de remuneración entre hombres y mujeres dentro de la empresa.

Para cumplir con la obligación recogida en el citado artículo, el 8 de marzo de 2019, se aprobó el Real Decreto-Ley 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre hombres y mujeres que desarrolla reglamentariamente el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores, a través del cual se obliga a las empresas a llevar lo que denomina un “REGISTRO SALARIAL”.

Este Real Decreto, otorga un plazo de 6 meses para cumplir con el registro salarial, es decir, el plazo se extiende hasta el 14 abril de 2021. Esta aplicación ya es vigente, y no hay ninguna exoneración por tipo de empresa, actividad u otros factores.

Por tanto, todas las empresas, incluidas dentro del ámbito de aplicación del Estatuto de los Trabajadores,están obligadas a llevar un registro salarial obligatorio, independientemente del número de trabajadores de su plantilla (artículo 28.2 del Estatuto de los Trabajadores). Es decir, los trabajadores autónomos empleadores también tendrán obligación de llevar este registro salarial.

Especialmente, las empresas con más de 50 trabajadores, además del registro anteriormente comentado, están obligadas a calcular la brecha salarial total y en el caso de que supere el 25%, de diferencia, entre géneros, deberá justificar que los motivos de la diferencia no se deben al sexo de los trabajadores y adjuntarse dicha justificación al registro retributivo.

  • ¿QUÉ DEBE INCLUIR REGISTRO SALARIAL?

Así, las empresas deben llevar un registro salarial en un documento que debe incluir desagregado por sexos:

1. Los valores medios de salarios.

2. Valores medios de complementos salariales (por horas extras, plus guardias, plus voluntario, etc.)

3. Valores medios de las percepciones extra-salariales (dietas, kilometrajes, etc.)

Además hay que tener el elemento comparativo por categoría, grupo, puesto de trabajo en función de la jornada o la hora trabajada.

Asimismo, se presentarán también desglosadas por sexo la media aritmética y la mediana de lo percibido por cada uno de estos conceptos para cada grupo y categoría profesional, nivel, puesto o cualquier otro sistema de clasificación.

Por tanto, esta información deberá también estar desagregada en atención a la naturaleza de la retribución, incluyendo salario base, complementos y percepciones extra-salariales, especificando de modo diferenciado cada percepción.

  • ¿QUIÉN PUEDE CONSULTAR EL REGISTRO?

Tanto el Ministerio de Trabajo mediante una inspección de trabajo o bien, cualquier otro organismo que cuente con esta potestad, podrá tener acceso al registro salarial de una empresa. Del mismo modo, los trabajadores, mediante un representante legal, podrán solicitar y obtener los resultados de tal estudio.

Esto implica únicamente la visualización de los resultados aritméticos de tal estudio y no de los datos base que se utilizaron para tal fin. Los detalles individuales sobre las percepciones salariales de personas particulares serán siempre de carácter privado.

En empresas sin representación legal, cuando un trabajador solicite acceso al registro, la información que se facilitará por parte de la empresa no serán los datos promediados respecto a las cuantías efectivas de las retribuciones sino que la información que se facilitara solo incluirá las diferencias porcentuales que existieran en las retribuciones promediadas de hombres y mujeres.

  • SANCIONES

No cumplir con esta normativa y no llevar el registro retributivo de la empresa se considera una infracción grave de la LISOS que conlleva sanciones que van desde los 625 euros a los 6.250 euros.

Además, en el caso de que la inspección concluyera que no sólo no se cuenta con el registro, sino que además se ha incurrido en una discriminación salarial por razón de sexo, la infracción podría ser considerada como muy grave y conllevaría multas que van desde los 6.251 a los 187.515 euros.