• 13 agosto 2021
  • Autor
  • Nerea García
    Departamento Fiscal

¿En qué consiste este nuevo régimen?

  • Elimina la exención al IVA a la importación de bienes de valor inferior a 22€.
  • Es un régimen OPTATIVO.
  • Establece un sistema de ventanilla única para las ventas a distancia de bienes importados que no excedan de 150€, gravando así, sólo la entrega en destino y no la importación que quedaría exenta.
  • Las liquidaciones serán MENSUALES.

¿Entrada en vigor?

  • A partir del 1 de julio de 2021.

¿Quién puede utilizar este régimen?

  • Proveedores establecidos en la UE que realizan ventas a distancia de bienes importados de un tercer territorio a un cliente particular en la UE, cuyo valor no supere el importe de 150€.
  • Proveedores no establecidos en la UE que realizan ventas a distancia de bienes importados de un tercer territorio a un cliente particular en la UE, cuyo valor no supere el importe de 150€, deberá hacerlo a través de la figura de un intermediario establecido en la UE.
  • Interfaces electrónicas por las que se realicen ventas a distancia de bienes importados de un tercer territorio a un cliente particular en la UE, cuyo valor no supere el importe de 150€. En caso de que no esté situada en la UE, deberá nombrar un intermediario establecido en la UE.

¿Qué requisitos hay que cumplir?

  • Los bienes deben encontrarse en un tercer territorio en el momento de la venta.
  • El valor de los bienes no puede exceder de 150€.
  • Los bienes no pueden estar sujetos a Impuestos Especiales.
  • Los bienes son transportados en nombre del proveedor a un consumidor final localizado en un Estado miembro de la Unión Europea.

Quién cumpliendo estos requisitos opte por este régimen especial, deberá registrarse ante las autoridades fiscales, quienes le otorgarán un número de identificación a efectos del IVA (número IOSS).

ESQUEMA RESUMEN

Ante esta operación, se pueden dar dos opciones:

  1. El consumidor final es el importador del bien, por tanto, es quién está obligado a declarar y pagar a la aduana el impuesto. Dicho consumidor deberá realizar dos pagos:
    1. PAGO 1: Al vendedor por la venta del bien
    1. PAGO 2: A quién se encargue de recaudar e ingresar el IVA en su nombre (autoridad aduanera, entidad de la logística, el proveedor previo pago anticipado).
  2. El vendedor de la tienda online es el importador del bien. En este caso y cumpliendo los requisitos podrá acogerse voluntariamente al IOSS, de tal manera que esa Venta 1 estará exenta de IVA a la importación, pero como consecuencia de la Venta 2, la interfaz se convierte en proveedor de los bienes y por lo tanto, será responsable de cumplir con las obligaciones correspondientes del IVA.

Con este nuevo régimen el vendedor de la interfaz electrónica deberá valorar si optar por acogerse a este régimen y ser él el obligado liberando de estas implicaciones fiscales a su consumidor final o por el contrario, dejar que su consumidor final asuma estas implicaciones fiscales con las consecuencias que le podrían generar.

*Directiva 2017/2455, de 5 de diciembre de 2017, sobre el valor añadido para las prestaciones de servicios y las ventas a distancia de bienes.